Pen of the Year 2008

PERSONALIDAD Y CARISMA

Pen of the Year 2008
Siendo aún muy joven, Ottilie von Faber se convirtió en heredera universal de una empresa de renombre mundial, hecho poco frecuente para una dama de su época. La historia demuestra que Lothar tomó una decisión más que acertada.

Con su expresividad y espíritu emprendedor, Ottilie aportó savia nueva al negocio familiar.

Su habitación privada en el castillo que su esposo Alexander erigió en su honor incluía un espacio para las artes o sala de dibujo. Es allí donde Ottilie se retiraba para leer, tocar música o cualquier otra disciplina creativa.
El artesonado de la habitación estaba realizado en valiosa madera de satín de la India, conocida como madera de limonero debido a su intenso aroma. Por este motivo, la habitación fue apodada como la Habitación Limón.
Pen of the Year 2008
Pen of the Year 2008
A principios de 1900 nuevas tendencias artísticas, las vanguardias, se fusionaron con las corrientes tradicionales. Las innovaciones técnicas, como el art nouveau y las primeras muestras de diseño moderno vivieron un momento de auge, conviviendo con una reinterpretación del estilo neoclásico Imperial y del estilo victoriano Biedermayer.

Esta amalgama de tendencias recorre la Habitación Limón del castillo Faber-Castell, creada y diseñada por el gran maestro Bruno Paul. Arquitecto, artista y diseñador, destacó por su personal combinación de elegancia y modernidad. Uno de sus más famosos discípulos fue Mies van der Rohe. Una fama que perdura hasta nuestros días ya que, recientemente, el archiconocido diseñador Karl Lagerfeld ha mostrado su admiración por su singular concepción del arte.
Pen of the Year 2008

ABSOLUTAMENTE EXQUISITO

Además de con motivos florales, los diseñadores de principios del siglo XX solían experimentar con las posibilidades que ofrecían las formas abstractas.

Un claro ejemplo es el diseño de espiguilla, en el que la inspiración natural y la intersección de ángulos y líneas geométricas se complementan a la perfección. Especialmente utilizado en refinadas telas y sobrios suelos de parquet, adorna los muebles más exquisitos, entre ellos el escritorio de trabajo de la condesa Ottilie von Faber-Castell.

Con raíces en este diseño, la estilográfica Edición Especial 2008 exhibe un cuerpo en el que un brillo de incontables matices se hace realidad con cada movimiento.
Pen of the Year 2008

EL ARTE DE LA FILIGRANA

Cuanto más sofisticada es una creación, más sensibilidad se necesita para darle forma.

Hasta 84 rectángulos de madera de satín individualmente trabajados han sido necesarios para conseguir el original diseño de espiguilla de esta sorprendente pieza. No hay dos segmentos iguales y cada uno debe ser colocado en una posición concreta para generar transiciones uniformes.

A continuación, el cuerpo pasa por un laborioso proceso con sucesivas etapas de barnizado y pulido. La muestra de parquet más pequeña del mundo reside en la superficie de una pluma estilográfica y es símbolo de perfección.

El cuerpo está realizado en madera de satín de la India especialmente seleccionada. Aunque lo normal es que un diseño de parquet requiera de una superficie plana, hemos desarrollado una novedosa técnica para realizar el extraordinario recubrimiento de formas cilíndricas de la pluma estilográfica Edición Especial 2008.
Pen of the Year 2008

EXTRAORDINARIA PRESENTACIÓN

Edición Especial 2008

Cada una de las piezas viene numerada en el interior del tapón y se presenta en un atractivo estuche de regalo que incluye un folleto informativo y un certificado de autenticidad.

La firma personal del Conde de Faber-Castell garantiza tanto la autenticidad de la madera de satín como el carácter limitado de esta edición.
Pen of the Year 2008

CON ESTILO PROPIO  

El elaborado trabajo artesanal y las vetas naturales de la madera convierten a la pluma estilográfica Edición Especial 2008 en una obra de arte única. Su plumín bicolor de oro de 18 quilates confeccionado a mano está disponible en los trazos de escritura F, M y B. Mientras que el clip macizo de muelle permite una sujeción segura a los bolsillos de camisas y chaquetas, el tapón bañado en platino protege a la perfección el mecanismo de émbolo.

Una obra de arte que culmina con su fragmento de cuarzo citrino facetado y engastado en la parte superior del tapón.